La Junta y Endesa presentan una campaña de seguridad para reducir riesgos con líneas eléctricas en Málaga 1

La Junta y Endesa presentan una campaña de seguridad para reducir riesgos con líneas eléctricas en Málaga

in NEWS - LO MÁS NUEVO by

La Junta y Endesa presentan una campaña de seguridad para reducir riesgos con líneas eléctricas en Málaga 2

La Junta y Endesa presentan una campaña de seguridad para reducir riesgos con líneas eléctricas en Málaga 3

El servicio de emergencias registra en la provincia desde principios de año 231 avisos por incidencias relacionadas con la electricidad

MÁLAGA, 3 Nov. (EUROPA PRESS) –

La Delegación de la Junta de Andalucía en Málaga y Endesa han presentado este martes una campaña para prevenir incidencias con líneas eléctricas aéreas.

La delegada de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio en Málaga, Carmen Casero, y el director de e-distribución en Andalucía Este, filial de distribución de Endesa, Antonio Lucena, han mostrado los riesgos eléctricos más habituales en la provincia, como son las obras con andamios cerca de líneas eléctricas, señalando que con un poco de conocimiento podrían ser evitables.

«Esta campaña es fruto de la colaboración que el Gobierno andaluz mantiene con Endesa dentro de nuestra clara visión sobre la necesaria colaboración público-privada para el bienestar de la ciudadanía», ha destacado la delegada de Fomento, quien ha recordado que hace unos meses se firmó un convenio que supone la integración de la compañía eléctrica en el Servicio Emergencias 112 Andalucía.

Al respecto, ha apuntado que esto ha permitido que el 112 y Endesa «tengan conexión directa en tiempo real mediante la aplicación informática de Gestión de Emergencias de Andalucía (GEA) y se transmitan los avisos de la ciudadanía o las peticiones de los operativos en los que deba intervenir la empresa energética». «Se agiliza así la respuesta y ganamos segundos que son esenciales en una emergencia», ha incidido.

Son muchos los casos en los que hay que cortar una línea para facilitar el trabajo de los medios aéreos durante la extinción de incendio forestal o un rescate.

Casero ha afirmado que la campaña además «interesa mucho a la Junta, pues pretendemos incrementar y agilizar lo máximo posible la obra pública en la provincia, pero además son muchos los trabajadores y ciudadanos que pueden verse ante situaciones en las que deben saber cómo actuar».

Por eso, mediante este convenio «ponemos a disposición de Endesa nuestros canales para que la ciudadanía pueda acceder a información a través de los portales web de la Administración andaluza y de Edistribución, ha concluido la delegada de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio.

Por su parte, Lucena ha señalado que para Endesa, «la seguridad es la base del servicio que prestamos y de hecho está interiorizado en nuestro quehacer diario, de ahí que creamos fundamental dar a la ciudadanía toda la información posible, porque juntos podemos evitar, siguiendo básicas medidas de seguridad, sufrir un accidente eléctrico».

Una de las cosas básicas «es saber que a poca distancia también podemos sufrir las consecuencias de una descarga, y que en cualquier caso es prioritario contactar con Emergencias 112 y la empresa distribuidora de electricidad», ha añadido el responsable de Endesa en Andalucía Este.

CONTENIDO DE LA CAMPAÑA INFORMATIVA

La campaña consta de cinco folletos que recogen información clara y concisa que las personas deben manejar en los casos más comunes en los cuales pueden producirse contacto con líneas eléctricas aéreas.

Se trata de situaciones laborales, en el caso de trabajadores que estén manejando maquinaria o medios mecánicos en el entorno, o de trabajos de tala y poda de arbolado o bien por el uso de plataformas elevadoras y andamios; o de ocio, por la práctica de deportes aéreos, cometas y pesca; así como por un acceso indebido, que, tal y como recuerda la compañía, está totalmente prohibido.

Aunque las casuísticas sean diferentes, existen una serie de elementos comunes de seguridad a tener en cuenta. En primer lugar, se deben guardar distancias de seguridad con las líneas eléctricas si se produce un siniestro, porque la distancia a la que se puede sufrir una descarga eléctrica depende de la tensión de la línea y de las condiciones atmosféricas, sin que sea necesario tocar los conductores para que haya un siniestro.

Estas distancias son de tres metros en líneas de menos de 66 kilovatios de tensión, cinco metros en más de 66 kilovatios y siete metros en líneas de más de 220 kilovatios. Asimismo, se debe avisar al 112, evitando socorrer de inmediato a los accidentados hasta confirmar que la línea está desconectada.

DATOS Y CASUÍSTICA

El servicio de emergencias ha registrado en la provincia desde principios de año y hasta el 26 de octubre un total de 231 avisos por incidencias relacionadas con la electricidad y una de ellas en concreto con una avería en torre de alta tensión. Entre 2019 y lo que llevamos de 2020 ha habido cinco partes laborales de los que dos fueron graves, ambos el año pasado.

La mayor parte son avisos de zonas sin luz o fallos en red eléctrica en algún punto de una población, pero con este sistema de avisos y coordinación con Endesa podemos prever y evitar muchos riesgos.

La campaña informativa se va a poner a disposición de la ciudadanía a través de los portales web de la Administración andaluza y de d-Distribución y recoge diversas casuísticas en las que pueden producirse accidentes de este tipo.

Una de ellas son los deportes aéreos, cometas y pesca, porque los materiales de los elementos con los que se realizan estas actividades –nylon, grafito, fibras de carbono, sedal de alambre, cables de acero trenzado, estructuras metálicas, componentes de los globos estáticos, etc– son conductores de la electricidad, más aún si están mojados, húmedos o sucios.

En este caso, las recomendaciones pasan por buscar lugares despejados para las actividades, revisar convenientemente el entorno antes de comenzar, evitando las zonas donde hay líneas aéreas; extremar la vigilancia para evitar aproximarse a las líneas eléctricas; mantener elementos como cañas de pescar, sedal, cometas, cuerdas o barquillas de globos aerostáticos alejados de las líneas; verificar el pronóstico del tiempo, ya que la lluvia y la humedad aumentan el riesgo de electrocución, y evitar sobrevolar los cables de las líneas, que son menos visibles que las torres.

Otro apartado se dedica a los posibles accesos no autorizados a los apoyos de las líneas eléctricas, para recordar que «está totalmente prohibido» para personal no autorizado, advirtiendo de que «basta con aproximarse a un conductor para que se produzca un arco eléctrico que alcance a la persona».

La campaña recoge también el caso de las personas que vayan a llevar a cabo movimiento de vehículos, maquinaria y medios mecánicos. Se aconseja reconocer la zona antes del inicio de los trabajos, extremar la vigilancia para evitar aproximarse a estas instalaciones, evitar que elementos extremos de las máquinas, útiles u otros equipos, se aproximen a líneas eléctricas a menos de la distancia de seguridad y prestar especial atención al manejo de andamios, escaleras, tubos de riego y otros elementos metálicos, teniendo en cuenta que el flujo de agua actúa como conductor.

En el caso de la tala y poda de arbolado en las proximidades de líneas eléctricas, otra de las casuísticas en las que pueden producirse siniestros, el folleto recuerda que la madera y vegetación son conductoras de la electricidad y advierte que para sufrir una descarga no es necesario que el árbol o vegetación estén tocando el cable, ya que se pueden producir arcos eléctricos por proximidad.

Jamás se debe tocar un árbol en caso de caída sobre la red eléctrica, sino limitarse a señalizarlo y ponerse en contacto con la compañía distribuidora para que tome las medidas oportunas.

También se recoge información para quienes vayan a desarrollar trabajos en plataformas elevadoras o andamios. En ese sentido, entre otras recomendaciones, se aconseja reconocer la zona antes del inicio de los trabajos para detectar líneas eléctricas aéreas o en fachada; extremar la vigilancia para evitar aproximarse y garantizar que todos los elementos se mantienen siempre al menos a la distancia de seguridad con las líneas.

Deja una respuesta