Nabila, la hija de Adnan Khashoggi, recuerda las fiestas de Sean Connery y su padre en Marbella

in NEWS - LO MÁS NUEVO by
Nabila, la hija de Adnan Khashoggi, recuerda las fiestas de Sean Connery y su padre en Marbella 1

El actor Sean Connery y el empresario Adnan Khashoggi fueron grandes amigos en la Marbella de los ochenta. Khashoggi era entonces uno de los hombres más rico del mundo, un milmillonario que poseía una mansión en una finca marbellí, Al Baraka, de 5.000 hectáreas. Esa casa era de uno de los epicentros de la Marbella de la jet set, donde Connery pasó sus mejores años. Y Nabila Khashoggi, empresaria e hija de Adnan, ha querido recordar a los dos amigos desaparecidos:

Según Nabila, la foto se tomó en la mansión, en una de tantas fiestas a mediados de los ochenta. Ambos eran amigos desde hacía tiempo. Connery había llegado a Marbella a principios de los setenta, y permanecería allí dos décadas, hasta que las desavenencias con Jesús Gil y los tabloides británicos empeñados en encontrarle aventuras extramatrimoniales le alejaron de aquella costa. También, se trataba de un ciclo que llegaba a su fin. Entre las personas que se han acercado a comentar la foto está otra de los miembros de aquella jet set: Sofía de Habsburgo, que ha mencionado «aquellos días divertidos en los que estábamos todos juntos en Marbella».

Khashoggi pasaba los veranos en Marbella, donde llegaba con su gigantesco yate Nabila, 86 metros de superlujo que incluso habían aparecido en Nunca digas nunca jamás, la última incursión de Connery en el legado de James Bond en 1983. Ese Bond recorrió las cubiertas del Nabila como hacía Sean Connery en la vida real, entre juegos de golf interminables y visitas a la mansión donde los amigos disfrutaban de la noche. Connery se aseguró de que su amigo Adnan (fallecido en 2017) tuviese ese reconocimiento en la leyenda de 007: en los créditos de la película aparece un mensaje: «Gracias, A.K.».

Esto le interesa

Deja una respuesta