La Fiscalía advierte del “alarmante” aumento de muertes por narcotráfico en Málaga 1

La Fiscalía advierte del “alarmante” aumento de muertes por narcotráfico en Málaga

in NEWS - LO MÁS NUEVO by

La Fiscalía advierte del “alarmante” aumento de muertes por narcotráfico en Málaga 2

La Fiscalía advierte del “alarmante” aumento de muertes por narcotráfico en Málaga 3

El narcotráfico está extendiendo su red criminal en toda Andalucía y muestra su lado más violento en Málaga, donde hubo 23 muertes el año pasado relacionadas con el tráfico de drogas. La Fiscalía de Andalucía, en su memoria anual, lo afirma de forma tajante: “La provincia de Málaga, con Marbella a la cabeza, es la principal provincia que sufre este tipo de acciones violentas, habiendo aumentado alarmantemente durante 2019 el número de muertes”. Son, recalcan, “homicidios relacionados con el tráfico de drogas por ajustes de cuentas y robos de droga entre las bandas, muchas veces llevados a cabo, mediante precio, por grupos especializados violentos, en ocasiones de procedencia extranjera”.

Este organismo hace una radiografía muy real, y preocupante, de la situación del tráfico de drogas en Andalucía, cuya criminalidad se ha incrementado un 17% en un año y cuyo foco parte del Campo de Gibraltar pero se está irradiando al resto de provincias –principalmente a Málaga pero incluyendo algunas más lejanas como Sevilla, Huelva o Almería– por el aumento de la presión policial en la costa gaditana.



El gran protagonista, destacan, es el hachís. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado aprehendieron 93.615 kilos el año pasado en el campo de Gibraltar y “ha tenido como consecuencia el desplazamiento de las descargas a otras zonas con menor presión policial, notándose aumentos en las incautaciones en el resto de Cádiz, Ceuta, Huelva, Almería, Málaga o Sevilla”. En Málaga y Sevilla, explica la Fiscalía, “se ha confirmado la existencia de numerosos grupos criminales relacionados con los clanes del Campo de Gibraltar que utilizan distintas localidades de estas provincias para dispersar la actividad delictiva a zonas alejadas de ese territorio, especialmente las poblaciones ribereñas al río Guadalquivir, y las zonas de Manilva, Estepona y Marbella, donde se han descubierto grupos dedicados a la ocultación y preparación de embarcaciones de alta velocidad, la infraestructura para su avituallamiento con combustible y suministro de pilotos y la descarga y guarda de la droga”.

La criminalidad por tráfico de drogas ha aumentado un 17% en solo un año

La venta de hachís es la que provoca un mayor problema de criminalidad, pero la marihuana y la cocaína también están suponiendo un gran quebradero de cabeza para la policía y el sistema judicial y una dura guerra entre bandas. La Fiscalía señala que el cultivo de marihuana se ha incrementado en la región y su ganancia es incluso superior a la obtenida con el hachís, ya que se pagan 1.490 euros por kilo de marihuana en el mercado negro y 1.587 euros por el kilo de hachís, con la diferencia de que plantar y distribuir marihuana tiene muchos menos costes y riesgos. La Fiscalía subraya que la Policía y la Guardia Civil tienen un problema “enorme” para descubrir delitos cometidos en el interior de viviendas y alerta de que los efectos son cada vez más nocivos para la salud por la modificación genética de las semillas.

En el caso de la cocaína, la principal entrada es el puerto de Algeciras y la Fiscalía recuerda que el año pasado se incautaron 700 kilos en Estepona, 100 kilos en un centro comercial en Marbella o que se abortó “el intento de convertir el puerto de Málaga en una nueva vía de entrada de esta droga, interviniéndose un primer intento de prueba de ocho kilos y siendo detenidos cuatro estibadores”.

“Como se puede deducir, son ingentes las ganancias derivadas por este tipo de delincuencia”, añaden desde la Fiscalía, que destaca la “preocupación” de los responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por la “imposibilidad” de que la droga, vehículos, embarcaciones y otros instrumentos incautados en las operaciones policiales se puedan guardar en los depósitos oficiales “ya saturados, debiendo mantenerse en no pocas ocasiones en la vía pública o en dependencias policiales”. La Fiscalía aprovecha el documento para destacar el “gran esfuerzo” de todos los agentes implicados en la lucha contra la droga, que arriesgan su vida y exceden su jornada laboral.

La marihuana es mejor negocio que el hachís: se paga casi igual y tiene menos coste

El narcotráfico está asentado en Málaga. Es imposible detener a los integrantes de todas las bandas -muchos de ellos extranjeros que van y vienen- pero es especialmente sangrante el hecho de que muchos de los delincuentes que sí son arrestados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del estado –con el inmenso trabajo y riesgo que ello supone– acaban en la calle por falta de medios en los juzgados. La Fiscalía andaluza lo dice abiertamente, sin pelos en la lengua: “La confluencia de distintos grupos criminales, en la consecución de grandes alijos, especializados en las distintas tareas y que colaboran con una o varias organizaciones, supone una seria dificultad para la tramitación de las macro causas que derivan de las investigaciones que se llevan a cabo contra ellas. Ya alertamos de la lentitud de la instrucción, ante la falta de medios de los Juzgados y Tribunales y la ausencia de un sistema procesal adecuado a este tipo de criminalidad. Muchas de ellas son asumidas por Juzgados Mixtos que no tienen la suficiente capacidad para una tramitación en un tiempo razonable, lo que da lugar a la puesta en libertad de investigados con alta probabilidad de reincidencia y reinicio de la actividad delictiva”.

Ya han denunciado esta situación en los juzgados de La Línea, San Roque, Ayamonte, Marbella, Estepona, Coria del Río, Lebrija o Sanlúcar la Mayor. En la memoria, la Fiscalía indica que hay un problema de competencia territorial “que da lugar a inhibitorias y declinatorias, ante la falta de acuerdo entre los juzgados implicados y que acaban derivando en cuestiones de competencia, ante el TS o ante el TSJA, implicando mucho más retraso”. La Fiscalía asegura que están en “un callejón sin salida que solo puede solucionar un cambio del sistema procesal actual y de la planta judicial, reclamado desde hace mucho tiempo por la mayoría de los operadores jurídicos, pues la creación de unos pocos juzgados solo conseguirá aligerar algo la sobrecarga, pero como se ha demostrado en otras materias, finalmente, derivará en poco tiempo en su saturación”.

Deja una respuesta