Ignasi Miquel: «El año no acompañó, pero en Málaga disfruté como un enano»

in NEWS - LO MÁS NUEVO by

Contesta Ignasi Miquel (Barcelona, 1992) a la llamada de ElDesmarque Málaga recién cambiado tras entrenar con el CD Leganés, rival este sábado del Málaga CF. Vuelve a La Rosaleda el defensor, que vivió una corta pero intensísima etapa en Martiricos. Fue su estreno en Primera División y eso, a día de hoy, no ha podido olvidarlo. Tampoco el trato del club, de la afición y de que, a pesar de que han pasado los años, el Málaga sigue siendo el equipo con el que más partidos ha jugado en la élite. Continúa con esa «espinita» que le dejó, como a todos, un descenso doloroso y una marcha que fue necesaria para ambas partes. Fue una buena operación en lo económico para el Málaga. «Yo creía que en ese momento mi mejor opción era seguir en Primera», recuerda.

Ahora, más de dos años después de marcharse al Getafe, que a su vez lo ha cedido en las últimas campañas al Girona y al Leganés, club que se lo quedará en propiedad en caso de lograr el ascenso de categoría, Ignasi Miquel hace un punto y aparte para recordar lo que supuso para él la aventura como jugador del Málaga. Titular en 20 partidos aquel año pese a llegar en diciembre, recorriendo un camino desde Lugo que después repetiría Tete Morente, el defensor destaca el valor y la fuerza de la cantera en un Málaga que este año, como ha ocurrido con más de uno, le está sorprendiendo por su fútbol y competitividad.

– ¿Qué tal le va en este nuevo comienzo en Leganés?

Estoy contento, es verdad que llegué un poco sin ritmo. Acabar tan tarde con el Girona hizo que necesitara mi proceso de adaptación. Ahora cuento con minutos, el equipo parece que está trabajando bien. El grupo sabe lo que tenemos que hacer para seguir así.

– Tuvo varios partidos seguidos en los que no dispuso de minutos, ¿estuvo lesionado?

No, no. Estaba disponible, pero el míster decidió poner a otros. El fútbol es así.

– En el último partido, victoria sufrida en un partido difícil.

Como la mayoría, últimamente los partidos son muy difíciles. Los equipos saben que con intensidad se puede sacar puntos. Con nosotros se ha demostrado. Contento con la reacción del equipo, de saber competir.

– ¿Sienten en el Leganés la obligación por subir?

La presión está ahí, el club ha invertido mucho para competir e intentar estar entre los seis primeros como mínimo. Somos conscientes pero no pensamos en eso cada día, pensamos en el partido que viene. Todos los partidos son muy difíciles, como pienses en otra cosa lo pagas. Y más en esta categoría.

– Si asciende se queda en el Leganés, ¿cierto?

Sí, es correcto.

Ignasi Miquel, peleando por un balón con Zozulia (Foto: LaLiga). Ignasi Miquel, peleando por un balón con Zozulia (Foto: LaLiga).

– Su segundo retorno a La Rosaleda y el segundo sin público, qué extraño debe ser…

Da pena, recuerdo La Rosaleda como local y es preciosa. Es a lo que un futbolista le gusta, pero tenemos que adaptarnos a todo. Ojalá todo esto pase.

– El Leganés este año fuera de casa no ha encontrado buenos resultados, ¿tiene alguna explicación?

Tenemos nuestras oportunidades, nos está costando meterlas fuera de casa. Tenemos que seguir con esta mentalidad, hacemos las cosas bien. Si no la metes pasan esas cosas, te vas con esa sensación de poder hacer más.

– Para el malaguista que no haya visto ni un partido: ¿Cómo es este Leganés?

Uf, es difícil esa eh (risas). Somos bastante rocosos, trabajamos bastante en eso. En Segunda, sobre todo, ganar pasa por defender bien. Tenemos jugadores de calidad, tenemos velocidad arriba.

– Ya le tiro en clave malaguista. ¿Qué recuerdos le trae pensar en su etapa en Málaga?

Málaga es mi oportunidad de jugar en Primera. Le tengo cariño al club, a la afición, a la ciudad y a todo. Al final el año no acompañó, pero personalmente todo el mundo se llevó muy bien conmigo. La afición fue espectacular, en Málaga disfruté como un enano. Fue el primer año de Primera División y eso no se olvida. Desafortunadamente descendimos, pero el cariño que tengo por el equipo y la ciudad es muy especial.

«En Málaga fue el primer año en Primera y eso no se olvida. Desafortunadamente descendimos, pero el cariño que tengo por el equipo y la ciudad es muy especial»

– ¿Cómo vivió su salida? ¿Fue una operación necesaria para ambas partes?

Se pagó el traspaso, hablaron de la cláusula y llegaron a un acuerdo. Yo creía en ese momento que mi mejor opción era seguir en Primera. Al final se negoció, llegaron a un acuerdo.

– Fíjese todo lo que ocurrió después. Desde fuera, ¿le sorprendió? ¿O intuía que los problemas podrían llegar?

Hasta ese nivel no. Sabemos que los clubes cuando bajan tiene ese año que si vuelven a ascender no hay problema. Pero si te quedas en Segunda… mira el Dépor, Málaga o el Girona este año. Pero el punto de ERE y demás no me lo esperaba. Es una pena verlo desde fuera, son cosas que pasan. Hay que seguir con la vida, trabajar. Es complicado pero estoy seguro de que este club le dará la vuelta. Confío en que todo sea bueno otra vez.

Ignasi Miquel, en un entrenamiento en el Anexo. Ignasi Miquel, en un entrenamiento en el Anexo.

– ¿Cómo valora el comienzo de temporada del Málaga?

Si te digo la verdad tal y como empezó pensaba que iba a sufrir por la juventud que tiene, pero están demostrando que eso se cambia fácil con el ritmo que tienen. Esas ganas de la juventud, está demostrando que con gente de la casa que siente el escudo… se notan más las cosas a mejor. El equipo está demostrando que es peligroso, eso lo ves en cada partido y sabemos que va a ser un partido difícil.

– Por cierto, ¡vaya ramillete de exmalaguistas se han juntado en el Leganés! ¿Se ha hablado de algo especial esta semana?

Sí, es verdad (risas). El futbol da estas vueltas, que te encuentras con gente de nuevo. No ha habido comentarios al respecto, es un partido más que tenemos que intentar ganar. Una vez allí se comentará algo, algún recuerdo o alguna cosa.

– Ya que no podrán recibirle en directo en el estadio, ¿algo que quiera decirle a la afición del Málaga?

Que mi cariño en general al club y a la afición es muy grande. Yo en todo club al que voy intento dar lo mejor de mí para trasladarlo. A ellos les tengo mucho aprecio pero ya formo parte de otro club. Tengo que ir allí a competir por mis intereses. Es complicado entenderlo a veces pero el fútbol es así.

NOS CUENTAN + DE ESTO AQUÍ

Deja una respuesta