El decano de Málaga ve muy positivo una nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal

in NEWS - LO MÁS NUEVO by

El decano de Málaga ve muy positivo una nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal 1

Salvador González Martín, nuevo decano del Colegio de Abogados de Málaga (ICA Málaga), ve muy positivo una nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim).

Así lo ha manifestado en el tercer programa de Foro Confilegal Santander Justicia, dirigido y presentado por Carlos Berbell, director de Confilegal, que se emitió ayer en Radio Intereconomía desde Málaga, en el Work Café del Santander, donde González abordó el contenido del anteproyecto de la LECrim que el pasado martes aprobó el Consejo de Ministros que sustituya a la vigente de 1882.

Preguntado sobre cómo valora de cara al abogado el hecho de que el fiscal sea el que instruya, si les beneficia o no, el decano ha señalado indicado que «a la sociedad le beneficia».

«Es un modelo que está testado en toda Europa, en los países más desarrollados. Es un modelo que tiene que ser de avance y, además, es una gran oportunidad para que abordemos la defensa de las sociedades para que demos un salto y abandonemos una ley de 1882 que está absolutamente parcheada;es una oportunidad para la mediación penal, es una oportunidad para que decididamente las administraciones y los políticos apuesten por la Justicia», ha expuesto.

Añade que todo esto son unos cauces generales donde tiene que discurrir el proceso, que requiere de una reestructuración profunda de los medios de la justicia. 

«Hay que reestructurar todas las Fiscalías en todos los pueblos, en todas las ciudades; hay que reestructurar los juzgados de instrucción, las oficinas judiciales», ha apuntado.

González ha proseguido indicando en que es «una oportunidad que pongamos la tecnología a favor de la Justicia; para que el abogado esté más cerca de su defendido; para que esa pena de telediario que muchas veces se produce, no se produzca; vamos a tener un juez de garantías que va a hacer que una denuncia no implique la muerte en vida».

Ha subrayado que es una gran oportunidad y ha pedido que no se desperdicie.

«No perdamos la oportunidad de dotar de medios para que esto salga adelante», ha reivindicado.

Respecto a que el acusado ya no tendrá que declarar al comienzo del juicio, como ocurre actualmente, sino en la fase de los testigos de la defensa si quiere declarar, el decano considera que es un avance de cara a la presunción de inocencia.

Cabe destacar también que a partir de la aprobación de la nueva LECrim, los acusados también van a poder sentarse junto a sus abogados.

González considera esto «una ventaja, una garantía, y, además, más humano».

Por otra parte, el nuevo decano del ICA Málaga, que se impuso a sus dos rivales en las recientes elecciones, también habló sobre la estrategia que le llevó a la victoria y el programa que logró ilusionar a los miembros de ese colegio, produciendo la movilización del voto de un 51% de su censo electoral.

«Dos de cada cuatro colegiados que votaron, nos votaron a nosotros y solo uno de cada ocho letrados votaron continuar con la gestión anterior y el tipo de Colegio que habían tenido durante ocho años», explicó el nuevo decano.

Berbell le preguntó que si cree que ha tenido que ver mucho para su victoria la promesa electoral que hizo en su momento de adelantar los emolumentos del turno de oficio.

«Los hemos adelantado, lo prometimos, pero decir que esto es uno de los elementos que ha sido definitivo me parece excesivo, porque la diferencia ha sido de tal calibre, el que se haya conseguido más del doble que el segundo candidato lo que pone de manifiesto es que se ha acertado en muchas cosas», ha señalado.

«Y cuando hemos acertado en muchas cosas, lo que hemos es acertado en qué es lo que demandaba el colegiado de Málaga, y una de las cosas que demandaba era esta», ha apuntado.

González ha recordado que su paso por la junta de gobierno asumió la tesorería durante más de cuatro años, y que conocía la tesorería porque la ha seguido y, además, porque es profesor de Derecho Mercantil en la Universidad de Málaga y le ha interesado.

«Una de las partes de la política colegial es la económica, y sabía de los recursos. Se ha ido haciendo un ahorro importante que se ha ido destinando a sedes, nuestro colegio, a diferencia de otros, tiene un número importante de sedes físicas compradas sin financiación externa, sin hipotecas, y también hemos hecho tesorería en cuenta corriente. Conocía la cuenta corriente del Colegio porque se aprobaron las cuentas unos días antes del proceso electoral. Lo prometí y lo hemos cumplido», ha explicado.

El nuevo decano ha anunciado que se creará la Oficina de Defensa de la Abogacía, que ofrecerá respuesta a las necesidades de los colegiados, y la Oficina de Desarrollo Profesional, con la que acompañarán al abogado a lo largo de toda su carrera y que hará que «el abogado de Málaga intente lidiar con la posible brecha digital que se va a crear en una sociedad cada vez más tecnológica, que va a acercar las redes sociales, el marketing, gestión de despachos, planes de negocio…».

La tecnología será fundamental también en el programa de formación, que ofrecerá más cantidad y variedad de recursos y aumentará su colaboración con la Universidad, y en la nueva gestión del Turno de Oficio.

LA OPINIÓN DE GONZÁLEZ CUÉLLAR Y DE BENTABOL SONBRE EL ANTEPROYECTO

En el programa también intervinieron Nicolás González-Cuéllar, catedrático de derecho procesal de la Universidad de Castilla-La Mancha y socio director de González-Cuéllar Abogados, y Gonzalo Bentabol, abogado del despacho Martínez-Echevarría & Rivera en esa ciudad.

González-Cuéllar considera «muy positivo» la presentación de este anteproyecto que viene a fundir el de 2011 y que el Gobierno apueste por una modernización de nuestro sistema de justicia penal.

González-Cuéllar formó parte de la Comisión para la redacción de un nuevo Código Procesal Penal de 2013, organizada por el Gobierno del PP.

Afirma que la LECrim ha quedado «obsoleta», que la sociedad española actual nada tiene que ver con la de aquel año y que hoy en día la delincuencia es distinta.

«Hay un consenso generalizado en el ámbito forense y académico acerca de la necesidad de sustuir la vetusta ley de 1982 por un nuevo Código Procesal penal o nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal que vuelva a situarnos en la vanguardia de los sistemas judiciales penales de los países de nuestro entorno», ha señalado.

Gonzalo Bentabol coincide con González-Cuéllar en que es una reforma necesaria, que necesita el máximo consenso tanto de los partidos políticos para que salga adelante como de los operadores jurídicos.

Ha criticado que en la nueva Comisión no haya intervenido ningún abogado y ha pedido que se cuente con la Abogacía.

Algo que comparte González-Cuéllar, quien ha destacado que desde hace años viene demandando a la Abogacía institucional que se ponga muy seria en reclamar la intervención activa de la Abogacía en todos los proyectos de reforma normativa que afectan a la profesión.

Ha recordado que en la Comisión de 2013 hubo dos letrados, Luis Rodríguez Ramos y él, que, además, ambos son profesores de Universidad.

«No es fácil de comprender por qué en una Comisión de este tipo hay varios jueces, varios fiscales y ningún abogado», ha lamentado.

Y ha señalado que no solo se ha produce en este caso, sino que viene ocurriendo desde hace muchísimos años en muchos temas de reforma normativa.

Puede escuchar el programa completo pinchando aquí.

NOS CUENTAN + DE ESTO AQUÍ

Deja una respuesta