Amrabat se lleva al Al-Nassr al readaptador físico del Málaga de Champions 1

Amrabat se lleva al Al-Nassr al readaptador físico del Málaga de Champions

in NEWS - LO MÁS NUEVO by
Amrabat se lleva al Al-Nassr al readaptador físico del Málaga de Champions 2

El que fuera readaptador físico del Málaga CF entre 2011 y 2018, Hugo Camarero, que fue partícipe del éxito de los años gloriosos de Champions y que también trabajó durante varios años con la selección española campeona de Europa y del mundo, vuelve al fútbol y lo hace sumándose a una aventura distinta a las que ha conocido hasta la fecha. Se marcha al Al-Nassr de Arabia Saudí en el que coincidirá con un exmalaguista como Nordin Amrabat. De hecho, el marroquí ha hecho fuerza para que el burgalés, que se separó del fútbol tras terminar su relación con el Málaga en verano de 2018, se sume al proyecto de uno de los grandes del fútbol saudí.

Así se explica en eldiariodeburgos.es, donde también se recogen declaraciones del propio Hugo Camarero. Por sus manos, tiempo atrás, pasaron los Joaquín, Isco, Toulalan, Weligton, Roque Santa Cruz o también, en el caso de la selección, emblemas como Iniesta, Xavi, Villa o Fernando Torres. Un trabajo en la sombra, saltando al verde de forma individual con los jugadores mientras el resto trabajaba de forma habitual. Un trabajo de readaptación física, pero también psicológica cuando las lesiones se enquistan y no permiten al futbolista reintegrarse en el día a día con sus compañeros.

«Existe una plantilla mixta con algunos nombres de talla mundial. Los jugadores locales se lo toman de otra manera, no entienden el fútbol y el esfuerzo que conlleva como un trabajo», explica en el citado medio Hugo Camarero, al que la mezcla de culturas e idiomas no le interfiere lo más mínimo en sus labores: «En Málaga traté con unas 15 nacionalidades diferentes». Fue precisamente en la Costa del Sol donde gestó química con un Nordin Amrabat que, varios años después, ha propulsado su retorno al fútbol profesional.

Enviar comentario

Deja una respuesta