¿ENCONTRARÍAMOS BASURA ESPACIAL EN UN DESGUACE DE MÁLAGA?

in BLOG/VARIOS by

¿ENCONTRARÍAMOS BASURA ESPACIAL EN UN DESGUACE DE MÁLAGA? – La basura espacial es la enorme cantidad de objetos artificiales sin empleo que orbitan alrededor del planeta y a alta velocidad. Se hace preciso aclarar que se trata de restos de naves espaciales, y de satélites. Si fuesen restos de coches estarían en un desguace, pero ¿hay desguaces para la maquinaria aeronáutica? ¿el coche recién lanzado al espacio por Musk, a que desguace ir´pasado un tiempo? ¿quedará orbitando en el espacio para siempre?

Conforme a una investigación sobre basura espacial que se presentó en la Sexta Conferencia Europea sobre Desechos Espaciales efectuada en Alemania, ciertas órbitas satelitales están sobresaturadas de desechos, lo que podría ocasionar unos veinte choques en los próximos doscientos años.

La basura espacial va en incremento, sobre todo en la llamada órbita terrestre baja.

Todos los días llegan a la Tierra múltiples fragmentos de restos de cohetes y de satélites. La mayoría cae en el océano o bien en zonas despobladas de la Tierra.

¿ENCONTRARÍAMOS BASURA ESPACIAL EN UN DESGUACE DE MÁLAGA?
Los países europeos son los más ‘limpios’ del espacio

Por su lado, la Agencia Espacial Europea (ESA) prosigue siendo la entidad espacial que menos objetos desechados produce en el espacio. Y la que menos ha visto aumentado el número de desechos. Es la única que ha reducido el número de cohetes, cuerpos y demás restos. También, hay países que, con independencia de la agencia espacial a la que pertenezcan, asimismo mandan y ‘arrojan’ a la órbita terrestre restos de aparatos espaciales.

Los restos que caen en territorio conocido y se recuperan no van a parar a un desguace. Al menos no a uno de los que usamos tu y yo para nuestros coches. No vamos a encontrar piezas aeronáuticas ni en el mejor desguace de españa. Creo que no, aunque no he probado a preguntar.

Las grandes fortunas conseguidas en el Silicon Valley dejan a los empresarios emprendedores difuminar todavía más los límites tecnológicos: los objetivos modestos de Musk son salvar a la humanidad y colonizar Marte. Esas aspiraciones, así como su visión para los negocios, le han llevado a ser miembro de consejos del gobierno del presidente estadounidense Donald Trump. Musk comparte el interés por el Planeta Colorado con el presidente, quien sueña con mandar estadounidenses a Marte (la luna es algo del pasado siglo). Puesto que el programa de vuelos espaciales tripulados de la NASA se ha reducido, Trump depende de la iniciativa privada para conseguir un fin público.

En verdad, hay razones más serias para cumplir ese objetivo. El Pentágono estima que el espacio es en la actualidad una “zona de guerra”. Diríase que Rusia y China tienen sus miras puestas en los activos espaciales estadounidenses y que Putin desea desarrollar un cohete súper pesado. China, con mucha confianza en sí, desea mandar astronautas al espacio a fin de que hagan exploraciones en la luna y después en Marte. Sus cohetes Long March mejorados padecieron un revés el año pasado por el hecho de que un lanzamiento fue errado.

Ahora que SpaceX tiene el lanzador más potente del planeta, su relevancia para los intereses estratégicos de E.U. seguramente va a aumentar. Es ya imprescindible internacionalmente por el hecho de que transporta carga a la estación espacial internacional. Es razonable decir que Musk tiene una repercusión creciente en lo que E.U. pueda conseguir en el espacio.

¿ENCONTRARÍAMOS BASURA ESPACIAL EN UN DESGUACE DE MÁLAGA?
Como la Estrella de la Muerte, pero china

La basura espacial es un tema que ha preocupado a muchos gobiernos y ahora es China quien ha desvelado un posible plan para deshacerse de ella. Los chinos anunciaron un plan que incluye el empleo de un rayo láser gigante para transformar esos satélites viejos en piezas que sean menos problemáticas.

La idea viene de la Universidad de Ingeniería de la Fuerza Aérea de China, quien publicó un documento llamado “Impactos de los elementos orbitales de la estación láser espacial en la remoción de restos espaciales a pequeña escala” en donde se busca emplear un láser situado en una base espacial para suprimir los desechos. Los resultados de la simulación muestran que la supresión de restos se ve perjudicada por la inclinación y la ascensión recta del nodo ascendiente (RAAN), y que la estación láser con exactamente la misma inclinación y la RAAN que los desechos tienen la mayor eficacia de supresión.

La existencia de esta basura representa un inconveniente para los satélites actuales, quienes se ven conminados a diario cuando se mueven en torno a nuestro planeta. La basura espacial ha sido producida por el hombre desde el instante en que dio comienzo la carrera espacial .

La basura espacial representa un riesgo, tanto para los astronautas para las personas en la Tierra. Por esta razón, este dos mil dieciocho comenzará una misión que pretende apresar la morralla que flota alrededor del planeta. En la misión se lanzará una plataforma satelital que, al estar en órbita y tras ser armada por los astronautas, soltará 2 CubeSats -satélites cuadrados que cuentan con herramientas como arpones y redes para recoger los restos espaciales.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario